Share it

lunes, 13 de junio de 2011

OREJAS DESGARRADAS: UN PROBLEMA DE PESO...

LOBULOPLASTIA O RECONSTRUCCIÓN DEL LÓBULO DE LA OREJA 


La perforación del lóbulo de la oreja es una práctica habitual en todo el mundo. A raíz de esta práctica pueden surgir numerosas complicaciones como el desgarro del lóbulo perforado, la infección, la dermatitis y el alargamiento del orificio del lóbulo. Esto último sucede típicamente por la tracción prolongada de zarsillos pesados, sobre todo en orificios localizados demasiado abajo en el lóbulo. Se han descrito en la literatura, numerosos métodos para la reparación de desgarros totales o parciales del orificio del lóbulo de la oreja.

La lobuloplastia constituye una técnica de cirugía menor en la que se realiza la reconstrucción del lóbulo de la oreja cuando éste se encuentra rasgado parcial o totalmente de modo que el orificio del zarsillo se extiende hasta el borde del lóbulo produciendo una hendidura completa del mismo.

Las técnicas tradicionales consisten en refrescar o reavivar los bordes del orificio para posteriormente proceder a la sutura de los mismos con una incisión lineal pudiendo conservar o no el orificio del zarsillo con distintos tipos de plastias con bísturi o con punch.

TÉCNICA Y PROCEDIMIENTO: 
  • Desinfección de la zona. 
  • Aplicación de Povidine ® o Gerdex ® local en la zona quirúrgica. 
  • Anestesia local. 
  • Infiltración del anestésico local, aproximadamente 0,5 ml de lidocaína al 2%, circundando la hendidura. 
  • Se perfora el lóbulo de la oreja con bísturi o con un punch , ejerciendo tensión perpendicular al eje de la hendidura incluyendo los dos bordes de la misma, desde la cara anterior hasta la cara posterior, con la precaución de colocar el lóbulo sobre una placa de material estéril y rígido que proteja la mano del cirujano, evitando posibles lesiones. 
  • Sutura y cierre de la heridaSe procede a suturar los bordes de la herida quirúrgica con puntos simples, con sutura monofilamento 4/0 ó 5/0, primero en la cara anterior y a continuación en la cara posterior enfrentando el tejido celular subcutáneo.
  • Aplicación externa de Povidine ® o Gerdex ®Revisión de la herida en 48 horas. 
  • Retirada de los puntos a los 7 a 10 días. No se recomienda hacer un nuevo orificio hasta pasado al menos 3 meses.    





Dra. Alejandra Andrea Palma.

Egresada como Médico Cirujano en la Universidad Central de Venezuela, con Especialización en Cirugía Plástica,Estética, Reconstructiva y Maxilofacial del Hospital Dr. Jesús Yerena.

Consulta privada en Terras Plaza, Piso 7. Consultorio 7i. Telf. 0414-9214224

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada